Trucos para tonificar el cuerpo

abril 20, 2016 Desactivado Por ictiva

Trucos para tonificar el cuerpo

¿Estáis cansados de intentar tonificar el cuerpo y no lo conseguís? Quizás no estáis teniendo en cuenta factores que influyen directamente en los resultados, por eso hoy os enseñamos trucos para tonificar el cuerpo.

Trucos para tonificar

Tonificar los músculos es más complejo de lo que parece, no basta solo con perder peso, la intención es ir adelgazando a la vez que mantienes el músculo. Para ello es esencial tener en cuenta diversos tips que te pueden ayudar y quizás desconocías.

Estos son los 4 trucos para tonificar el cuerpo que hemos seleccionado:

Ejercicios con pesas: El movimiento de los ejercicios que realizamos con mancuernas, barras o máquinas debe ser concentrado y lento para garantizar que el músculo trabaje adecuadamente. Hacer ejercicios de manera rápida no garantiza buenos resultados porque el músculo no hace el recorrido completo.

inicia-tu-entrenamiento-ahora-png

Ejercicios aeróbicos: Hacer pesas es muy importante para mantener tonificados los músculos, pero para hacerlos visibles también es necesario incluir en nuestra rutina ejercicios aeróbicos. Te ayudarán a eliminar la grasa que tanto te incomoda.

Reducir los carbohidratos: Otro factor trascendental además de llevar a cabo una rutina de entrenamiento es la alimentación. Sin cuidar la dieta es prácticamente imposible conseguir resultados a no ser que tengas una genética casi perfecta. Es necesario reducir la ingesta de carbohidratos e incrementar alimentos proteicos y con fibra para definir la musculatura.

Hidratarse correctamente: Mantenerse hidratado es un factor muy importante en la vida de todo deportista. Es necesario beber agua sobre todo cuando llega el calor para evitar la fatiga muscular y así facilitar la consecución de tus objetivos. Hay veces que tendrás que beber sin que te apetezca, pero es preferible a beber cuando tu cuerpo empieza a dar síntomas de deshidratación. Es decir, bebe agua antes de tener sed, tener sed es el primer síntoma de que no estas hidratándote correctamente.