Principales causas por las que padecemos dolor de espalda

mayo 27, 2016 Desactivado Por ictiva

Tener una espalda sana y no padecer dolores es calidad de vida, no hay mucha gente que pueda decir que no siente dolores en esta zona del cuerpo. En el artículo de hoy aprenderás cuáles son las principales causas por las que padecemos este tipo de dolencias y además os enseñaremos como prevenir el daño.

¿Qué causa el dolor de espalda?

El tipo de trabajo que realices: Hay trabajos que ponen en peligro la salud de nuestra espalda, un claro ejemplo son aquellos en los que tienes que levantar un peso excesivo durante horas. Aunque realices los levantamientos con una buena postura, al final, el dorso se acaba resintiendo de todas formas.

Hay otro tipo de trabajos que a simple vista parece que no puedan dañar la espalda pero también son perjudiciales, hablamos de trabajos de oficina donde estas la mayor parte de la jornada sentado. Al estar tantas horas en la misma postura al final acabamos moviéndonos y sentándonos de forma que perjudicamos la espalda. También es importante cómo colocamos los brazos (para evitar el dolor en la parte superior de la espalda) y los pies.

La baja condición física: Es fundamental estar en forma físicamente para evitar lesiones en cualquier zona del cuerpo, y el dorso no es una excepción. Tener unos abdominales bien entrenados y fuertes ayudarán a que la espalda no sufra en exceso.

El envejecimiento: Los años pasan factura a todo el mundo y una mala postura con el paso de los años puede derivar en dolores crónicos si no se trata a tiempo.

Coger peso de forma incorrecta: la mayoría de gente cuando debe coger un objeto lo hace mal. Ya sea un objeto pesa, que esté en el suelo o que se encuentre a cierta altura. Debemos coger el peso con as dos manos, repartir el peso para que uno de los lados del cuerpo no se sobrecargue. Hay que doblar los codos manteniéndolos en los lados del abdomen, a la altura del pecho, más o menos. No debemos subir los brazos, porque forzaremos la espalda y los hombros.

Conducir muchas horas: en los desplazamientos largos o en las profesiones en las que se deben pasar muchas horas conduciendo, es normal que el conductor acabe teniendo dolor lumbar. Esto esto sucede porque al tener que  pasar tantas horas en la misma posición sin poder moverse, los músculos acaban agarrotándose. Por esto es tan importante parara cada dos horas (o con la frecuencia que necesite el conductor). Para que pueda estirara las piernas y hacer un poco de ejercicio.

¿Cómo prevenir el dolor lumbar?

Haciendo ejercicio: Tener una buena condición física fortaleciendo los músculos del cuerpo beneficiará nuestra espalda. Aparte de corregir la postura, se consigue fortalecer los músculos lumbares que protegen y estabilizan la columna.  Al levantar peso no necesitarás forzarla tanto si gozas de unas piernas y unos abdominales bien trabajados. Esto también nos será muy útil cuando hagamos ejercicios de otras disciplinas. Porque conseguiremos hacer mejor los movimientos, de forma más controlada y segura. Con lo que podremos prevenir lesiones.

Evitando el sobrepeso: Es muy importante no tener que cargar con más peso de la cuenta sobre todo si ya tienes una edad. Estar en el peso ideal es imprescindible si no se quiere tener problemas de espalda en un futuro, además también acabará afectando a nuestras rodillas el tener que sostener tanto peso al andar. Hacer ejercicio cardiovascular os ayudará a bajar de peso siempre y cuando lo acompañéis con una buena alimentación.

Manteniendo una buena postura: La postura del cuerpo es fundamental para evitar dolores de este tipo. Al levantar peso debéis de agacharos y hacer fuerza con el tronco inferior y el abdomen. Para aquellos que pasáis la mayor parte del día sentados, es recomendable hacerlo con la espalda bien recta y con el trasero hacia atrás.

En ictiva dispones de un plan de entrenamiento llamado Espalda sana en el cual aprenderás numerosos ejercicios que evitarán el dolor. ¡Regístrate y pruébalo! En un par de semanas notarás las mejoras y cómo se reduce el dolor. También tenemos otros ejercicios de espalda con los que podrás reforzar la zona y conseguir un mayor control y estabilidad. Solo tienes que entrara en alguna de las salas de entrenamiento, tenemos 21 en total, y hacer click al play para entrenar desde casa.

Acabar con el dolor de espalda es cuestión de hábitos saludables. Si pones en práctica los consejos que te hemos dado y dejas de hacer aquello que causa dolor de espalda, se acabará tu sufrimiento. Una vez los aprendas y los pongas en práctica durante unas semanas, agradecerás haber dado el paso y haber cambiado tus hábitos. De esta forma, también prevendrás futuras lesiones o dolores por culpa de volver a las malas costumbres. Incluso seguro que corriges la postura o aconsejas a tu familia y amigos sobre cómo sentarse o deben coger los objetos pesados.