Cómo fortalecer los abdominales con posturas de yoga, te las enseñamos

octubre 24, 2016 Desactivado Por ictiva

La postura del árbol es perfecta para muscular y fortalecer el abdomen

¿Cansado de hacer abdominales constantemente y no conseguir resultados? En el artículo de hoy os enseñamos cómo fortalecer los abdominales con posturas de yoga. De este modo, conseguiréis entrenar el abdomen de una modo más entretenido y eficaz.

Además, se hace de tal forma que no afecta los abdominales, tal y como pueden hacer ciertos ejercicios para abdominales tradicionales. Esta forma de entrenarlos es más saludable ya que no causa un gran impacto o daña la musculatura abdominal.

El yoga te ayuda a eliminar el estrés y sobre todo a relajarte, pero existen un tipo de posturas que también facilitan el aumento de la condición física. Tonificar el cuerpo con posturas de yoga es posible, además de incrementar la flexibilidad y quemar grasa de todo el cuerpo. En definitiva, ¿Cómo fortalecer los abdominales con posturas de yoga?

Postura del árbol: para hacer este ejercicio debes empezar por colocarte de pie con los pies juntos. Acto seguido, debes subir una de las dos piernas y colocar el pie de ésta en la rodilla de la otra pierna, de manera que formemos un triángulo. Luego, extendemos las manos hacia la vertical o juntamos las palmas a la altura del pecho aproximadamente. El abdomen debe permanecer contraído para poder mantener el equilibrio con mayor facilidad. Una vez realizado el movimiento y respirado unas 10 o 15 veces de manera profunda, cambiamos de pierna.

Postura del guerrero: nos situamos en pie, damos un paso largo hacia el frente con la pierna izquierda, flexionamos la rodilla de ésta y nos inclinamos hacia el frente. Ahora debemos girar el torso hacia la izquierda. Las palmas de las manos deben unirse llevando la mirada hacia el techo. Intentamos mantener la postura unas 10 o 15 respiraciones largas y cambiamos de pierna.

Postura del perro hacia abajo: para entrar en la postura debemos tumbarnos boca abajo. Ahora levantamos la cadera y apoyamos el peso sobre las manos. Estiramos las piernas, de manera que nuestro cuerpo forme una V del revés. Ahora se trata de levantar una de las dos piernas, de manera que quede en línea con la espalda. Mantenemos unos segundos y cambiamos de pierna.

Postura del barco: empezaremos esta postura sentados con las rodillas flexionadas y las palmas de los pies apoyadas en el suelo. También apoyaremos las manos en el suelo, un poco más atrás de las caderas. Ahora, poco a poco, levantaremos las piernas, hasta que queden en perpendicular al suelo. Al mismo tiempo debemos estirar el tronco hacia atrás para equilibrar el cuerpo. Después, levantaremos los brazos y los estiraremos hacia las piernas, para que también queden en perpendicular al suelo. Esto si somos capaces de hacerlo, si vemos que perdemos el equilibrio simplemente los dejaremos levantados o los apoyaremos en el suelo hasta estar equilibrados de nuevo.

La media luna: nos pondremos de pie, con las piernas separadas, más del ancho de las caderas. Debemos tener la espalda recta y respirar profundamente varias veces. Después, elevaremos los brazos por encima de la cabeza y aguantaremos el aire. Primero desplazaremos el tronco sobre nuestra derecha, debemos arquear lo máximo que podamos la espalda, cuando hayamos llegado al máximo, haremos 7 rebotes mientras soltamos un poquito de aire cada vez.

Asana el camello: para hacer esta postura nos pondremos de rodillas sobre la esterilla de entrenamiento, es importante tener la espalda recta y las rodillas separadas. También debemos procurar que los dedos de los pies estén apoyados en el suelo pero que el empeine no toque el suelo. Los brazos deben estar estirados, en paralelo al suelo. Después de hacer varias respiraciones echaremos la espalda hacia atrás. Es importante llegar hasta done mantengamos el equilibrio, mantener los brazos estirados nos ayudará a tener estabilidad y a no caernos. Ahora solo tenemos que aguantar la posición durante unos segundos mientras respiramos. Notaremos como nos tira un poco la zona abdominal, es normal, esto quiere decir que los abdominales están trabajando. Si nos duele, querrá decir que nos hemos inclinado un poco, y, por lo tanto, deberemos levantarnos un poco. Hay que encontrar le punto justo, debe tirar pero no doler.

En ictiva, tu gimnasio online dispones de clases de yoga con más ejercicios para trabajar esta zona. También hay ejercicios con otras asanas para entrenar el resto del cuerpo, ya que es muy importante que lo trabajemos en todo su conjunto, no una sola parte.

Si te descargas la APP de entrenamiento podrás hacer los ejercicios dónde y cuando quieras, puesto que la tendrás en tu móvil para que entres siempre que quieras.

No olvides completar esta rutina con una buena dieta para lograra tu objetivo. Un buen plan nutricional puede suponer el 50% del éxito de nuestro objetivo deportivo. Por eso también los hemos incluido en nuestra APP, constan de 5 platos diarios fáciles y rápidos de preparar. ¡Así nadie tendrá excusas para saltarse la dieta!