Sentadillas, el mejor ejercicio para las piernas

mayo 13, 2016 Desactivado Por ictiva

Las sentadillas ayudan a prevenir lesiones

Las sentadillas es uno de los ejercicios para piernas más completos del Fitness, gracias a ellas conseguimos una serie de beneficios que muchos aún desconocéis. En ictiva, queremos enseñaros que nos aportan y cómo realizar el movimiento correctamente, una buena ejecución es innegociable si se pretende alcanzar los objetivos.

¿Cuáles son los principales beneficios de las sentadillas?

Fortalecer todos los músculos del cuerpo: Las sentadillas ayudan a crear un ambiente metabólico que implica el desarrollo de muchos músculos del cuerpo además del tronco inferior. El principal motivo por el cual las sentadillas son tan beneficiosas para ganar masa muscular son la testosterona que se desprende al realizar el ejercicio, que a la vez alimenta la hormona del crecimiento.

inicia-tu-entrenamiento-ahora-png

Prevenir lesiones: En numerosas ocasiones las lesiones que sufren los deportistas ocurren a causa de la poca musculatura que tienen en zonas estabilizadoras. Las sentadillas pueden reforzar estos músculos para conseguir más resistencia y flexibilidad, de esta manera te resultará más complicado sufrir una lesión.

Quemar grasa: A simple vista las sentadillas pueden parecer un ejercicio para muscular y tonificar el cuerpo. Pero cuando musculamos ayudamos al cuerpo a perder grasa, por cada quilo de músculo que ganamos, el cuerpo pierde unas 150 calorías.

¿Cómo hacer una sentadilla correctamente?

1. Nos situamos en pie con las piernas ligeramente separadas, con la intención de mantener un buen equilibrio. Luego, colocamos los pies hacia fuera, de tal modo que no queden perpendiculares.

2. Debemos mantener el tronco bien erguido pero sin tensionar en exceso la espalda. Después adoptaremos una posición en la que nos encontremos cómodos para realizar el ejercicio y estiraremos los brazos.

3. Comenzamos a agacharnos llevando los glúteos ligeramente hacia atrás. Mientras tanto, el tronco debe permanecer recto aunque vaya inclinándose poco a poco.

4. Nos puede servir de utilidad ayudarnos con los brazos para mantener el equilibrio en todo momento.

5. Cuando los muslos se encuentren en paralelo al suelo habrá concluido el recorrido. Volvemos a la posición inicial revertiendo el movimiento y volvemos a empezar.

Os dejamos este vídeo del ejercicio Squat Abierto Con Rebote. ¡Una variante muy efectiva de las sentadillas!