Descubre la rutina para prevenir el deterioro de los cartílagos

Descubre la rutina para prevenir el deterioro de los cartílagos

agosto 23, 2019 Desactivado Por ictiva

En nuestra vida diaria realizamos muchos movimientos. Para que podamos hacer estos movimientos tenemos que tener unos huesos y músculos fuertes. pero sobretodo unas articulaciones sanas. Si nuestros cartílagos están desgastados, nos va a doler cada vez que hagamos un movimiento. 

¿Por qué se deterioran los cartílagos?

El cartílago es el tejido que recubre las articulaciones. Este tejido se encarga de distribuir el peso cuando hacemos mover las articulaciones. También permite que no haya fricción entre los huesos que forman las articulaciones. 

Este tejido puede sufrir varias lesiones diferentes y puede se deteriore. En consecuencia. cada vez que movamos una articulación sufriremos dolor, tendremos rigidez o seremos incapaces de moverla. pues no habrá (casi) nada que permita que los huesos de las articulaciones se muevan como es debido. 

Por eso es tan importante cuidar y prevenir el deterioro de los cartílagos. Para que no suframos cada vez que queramos movernos. 

Si sufrimos artrosis en la rodilla debemos hacer ejercicios especiales para fortalecer en especial los cuádriceps y los isquiotibiales. de esta forma, la rodilla sufrirá menos y el cartílago no se desgastará tanto. 

A continuación os explicaremos algunos de los mejores ejercicios para evitar el deterioro de los cartílagos. una buena prevención es la mejor medicina. en caso de que ya sufráis artrosis, os ayudará a reducir el dolor y a fortalecer las articulaciones. 

Puede que al principio os duela o que os de miedo por si sufrís. pero el ejercicio es el mejor remedio contra este mal.

Ejercicios para evitar el deterioro de los cartílagos: 

Tensión de rodilla ( 10-15 repeticiones de 5 segundos): nos tumbamos en el suelo (o sobre una esterilla) bocarriba. Haremos un par o tres de respiraciones para relajarnos. Flexionamos la pierna derecha y mantenemos la izquierda estirada. Ahora apretaremos la rodilla de la pierna izquierda y aguantaremos 5 segundos. Después repetiremos el movimiento hasta hacer el número de repeticiones necesarias. Cuando hayamos acabado, haremos lo mismo con la pierna derecha. 

Elevación de pierna (10-15 repeticiones de 5 segundos): seguimos tumbados bocarriba. la posición inicial de la spiernas es la misma que en el ejercicios anterior. Flexionamos una y estiramos la otra. A continuación, levantamos la pierna que está estirada (unos 45 grados). Tenemos que aguantar la posición durante 5 segundos. Pasado este tiempo, bajamos la pierna y hacemos el resto de repeticiones. Cuando acabemos con la primera pierna, haremos lo mismo con la otra.

Flexión de rodilla (10 repeticiones de 5 segundos): en este caso nos tumbamos bocabajo para hacer el movimiento. Empezaremos con las piernas estiradas. Felxionaremos una rodilla y cuando esté flexionada la aguantaremos en esa posición durante unos segundos. podemos añadir una pesa de tobillo de uno o dos kilos. 

Elevación de talones (10 repeticiones 5 segundos) : para hacerlo nos pondremos de pie, delante de una silla o de una pared. A continuación, levantaremos los dos talones y aguantaremos unos segundos así. Después continuaremos hasta hacer el resto de repeticiones. 

Elevación lateral: este ejercicio es mejor que lo hagamos sin apoyarnos, pero si nos cuesta al principio, podemos apoyarnos en el respaldo de una silla. Ahora, pondremos el peso del cuerpo sobre una pierna y levantaremos despacio hacia el lateral. Procuraremos aguantar así 20 segundos. Haremos este ejercicio dos veces con una pierna y después haremos lo mismo con la otra. 

Flexión de cadera y extensión de rodilla (3 series de 20 segundos): la flexión de cadera la conseguimos sentándonos en una silla. La extensión de rodilla la haremos estirando una pierna, hasta que esté completamente recta y luego aguantaremos 20 segundos así. 

Zancadas (3 series de 12 repeticiones) : para hacer este ejercicio debemos aguantar el equilibrio. Empezamos de pie, con las piernas un poco separadas. A continuación, daremos un paso hacia adelante y bajaremos el tronco. Debemos flexionar ambas rodillas. La rodilla de la pierna que está atrás, no debe tocar el suelo. Es importante que bajemos de forma suave y controlada para no perder el equilibrio. 

Equilibrio sobre una pierna (3 series de 12 repeticiones): este ejercicio es muy sencillo, pero una vez más, deberemos saber aguantar el equilibrio. Empezamos de pie, podemos coger aire y soltarlo unas cuantas veces para relajarnos, esto nos ayudará a mantener el equilibrio. Cuando estemos relajados y concentrados reflexionaremos una rodilla hacia atrás. De modo que nos aguantemos de pie con una sola pierna. Podemos flexionar un poco la rodilla de la pierna que está estirada para aguantarnos mejor. podemos poner los brazos en jarra o abrirlos, como nos vaya mejor para no caernos. Una buena idea para mantener el equilibrio es mirara un punto fijo todo el rato. 

Estos son solo algunos de los ejemplos de ejercicios que podéis hacer. En ictiva, tu gimnasio online, encontrarás más ejercicios que puedes hacer. hay 21 disciplinas diferentes con más de 800 videosesiones. Nunca te faltarán ejercicios para combatir el dolor causado por el deterioro de los cartílagos.