Los principales beneficios del yoga, te sorprenderá cómo te ayuda

Los principales beneficios del yoga, te sorprenderá cómo te ayuda

noviembre 30, 2016 Desactivado Por ictiva

Mejorar flexibilidad y la postura, algunos de los beneficios del yoga

El yoga es una disciplina muy completa que utiliza diferentes posturas o asanas, técnicas de relajación y de respiración para incrementar la condición física y la salud mental. En este post trataremos de explicar cuáles son los principales beneficios del yoga e intentaremos mostrar que la práctica de esta modalidad es perfecta para desarrollar una vida feliz, saludable, tranquila y estable.

Hay que destacar que el yoga es una práctica que puede hacer cualquier persona independientemente de la condición física que tenga. Es decir, se adapta a diferentes niveles y edades. En ictiva, dispones de 23 clases dirigidas de yoga aptas para todo tipo de personas y guiadas por la profesional Rosa María Madrid.

A continuación, os dejamos un ejercicio de yoga llamado el saludo al sol para familiarizaros con esta disciplina:

¿Qué nos aporta el yoga?

Mejora la flexibilidad y la postura: la realización de posturas o asanas con una técnica depurada y una gran concentración aumenta la flexibilidad del cuerpo y corrige la postura sobre todo de la espalda. El sistema muscular se irá fortaleciendo progresivamente si eres constante en la práctica del yoga. Obviamente, el hecho de mejorar la postura evitará futuras dolencias o molestias.

Mejora el equilibrio: en línea con el punto anterior, el yoga hace que tengamos mejor equilibrio. Porque mejoramos la capacidad que tiene nuestro cuerpo  de dominar el espacio y saber la posición que ocupa el cuerpo en este. Esto nos permitirá hacer movimientos más precisos.

Ayuda en la pérdida de peso: es uno de los beneficios del yoga más sorprendentes. En estas técnicas de relajación no se realizan ejercicios cardiovasculares, entonces… ¿Cómo es posible que me ayude a perder peso? Sencillamente por dos motivos, el yoga te hace concienciarte en que alimentos debe ingerir tu cuerpo. Además, la práctica de ejercicios como el Saludo al sol hacen que sea posible una quema de calorías considerable.

Mejora la respiración: la respiración es clave en cada movimiento o postura de yoga. Esta técnica es la encargada de conseguir el bienestar general del organismo, eso sí respirando de un modo adecuado. En las clases de yoga aprenderás a relajarte respirando correctamente y así conseguirás beneficios en los órganos internos renovando constantemente el oxígeno. También aumenta la capacidad pulmonar.

Hace que te sientas mejor mentalmente: esta disciplina agudiza y calma la mente. ¿Eso qué quiere decir? Quiere decir que las técnicas de relajación del yoga te hacen estar mentalmente más estable y fuerte. Pero hay más, si realizas regularmente este tipo de sesiones reducirás el estrés diario y controlarás episodios de ansiedad.

Mejora la circulación de la sangre: en especial la de las extremidades. Si sueles tener las manos o piernas hinchadas o tienes problemas de circulación, notarás  que tras unas sesiones de yoga mejora tu condición. Esto sucede porque aumenta el riego sanguíneo y hace la sangre más líquida. Además, aumenta la hemoglobina.

Fortalece el corazón: nuestra salud cardiovascular se verá beneficiada si hacemos ejercicios de yoga con regularidad. Bajaremos los latidos del corazón y lo fortaleceremos. También se reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Y permite que el corazón bombee más sangre.

Alivia el dolor: gracias a las diferentes posturas (o asanas) y a las respiraciones que hacemos durante todo el ejercicio, conseguimos reducir el dolor corporal. También el causado por ciertas enfermedades como la artritis, la fibromialgia, la tendinites o las contracturas. Es por esto que tanto médicos como fisioterapeutas recomiendan la práctica de esta disciplina. Porque todo el mundo la puede practicar independientemente de su nivel físico para beneficiarse de sus ventajas. También es. Bueno, siempre y cuando el médico te dé el visto bueno, de practicar durante la recuperación de una lesión.

Es un buen remedio anti-envejecimiento: las asanas ayudan a protegernos del envejecimiento y a revertir sus efectos. Porque ayuda a producir hormonas y encimas que nos protegen del paso del tiempo. También evita el deterioro cognitivo.

Fortalece el sistema inmunológico: al reducir el cortisol, reducimos el estrés, que es el causante de muchos de nuestros problemas de salud. También aumentamos la resistencia a ciertas enfermedades e infecciones. Por lo que enfermamos con menos frecuencia y, en caso de hacerlo, nos recuperamos más rápido. Para acabar, también ayuda a equilibrará el sistema nervioso.

Nos ayuda a concentrarnos mejor: cómo debemos estará centrados para hacer las diferentes posturas correctamente sin caernos o perder el equilibrio, reforzamos nuestra capacidad de concentración. Esto es tanto párala atención sobre nuestro cuerpo como sobre nuestra mente. Y’a que hay una parte importante de meditación. Esta mejora también nos será útil en otras actividades fuera del deporte. Como por ejemplo al trabajar o estudiar.

 

La lista de beneficios no acaba aquí, es mucho más larga. Por esto esta disciplina deportiva es tan recomendada y cada vez la práctica más gente alrededor del mundo. Empieza tu también a practicarla hoy mismo con nuestro gym virtual. Nuestros profesores te enseñarán cómo hacer cada asana desde tu casa.