Estiramientos para las piernas pesadas

Estiramientos para las piernas pesadas

diciembre 22, 2019 Desactivado Por ictiva

Una de las sensaciones que tiene los adultos hoy en día es la de las piernas cansadas. Pueden ser varios los motivos que nos lleven a esta situación: trabajar muchas horas de pie, mala circulación de la sangre, hacer ejercicios de piernas muy intensos o incluso llevar ropa demasiado apretada. Sea cual sea el motivo, es una sensación muy incómoda y dolorosa. Si este es vuestro caso, la rutina de hoy os interesa, está compuesta de estiramientos para las piernas pesadas.

Con esta rutina queremos conseguir dos objetivos principales. El más importante es de aliviar la zona y no sentirnos tan pesados, y por otra parte ayudarnos a relajarnos y eliminar el estrés. Los estiramientos son igual de beneficiosos que los ejercicios, se recomienda hacer al menos una sesión de este tipo de movimientos a la semana para ayudar a nuestros músculos. Sin embargo, no todo el mundo lo hace, para motivaros a hacerla hemos preparado estos estiramientos.

Si estáis preparados, ¡empezamos!

Levantamiento de pierna

Para hacer este movimiento necesitamos una banda elástica o una toalla y una colchoneta o esterilla. Nos tumbaremos bocarriba, flexionaremos una pierna y la otra la levantaremos, pondremos la banda elástica en la palma del pie y a continuación la estiraremos hacia arriba lo máximo que podamos. Cuando hayamos llegado a nuestro máximo, tiraremos un poco con la banda hacia el pecho, es importante que tiremos suavemente y hasta donde podamos para no hacernos daño. Aguantaremos la postura 30 segundos y después haremos lo mismo con la otra pierna.

Piernas sobre la pared

Ahora nos tendremos que poner delante de la pared, estirados de tal forma que podamos apoyar las piernas a la pared, estiradas hacia arriba. Las rodillas deben estar ligeramente flexionadas y debemos tensar la musculatura posterior de las piernas. Esto lo conseguiremos acercando más o menos los glúteos a la pared. Cuando estemos en la posición correcta, haremos movimientos con los pies, llevaremos las puntas hacia abajo y hacia arriba, lentamente. Notaremos como estira la zona de atrás de las piernas, eso es que los músculos se están relajando. Haremos estos movimientos durante un par de minutos.

También podemos hacer el estiramiento poniendo las piernas en la pared sin hacer los movimientos con los pies. Esta es una forma muy útil y rápida para cuando llegamos del trabajo cansados, por ejemplo. Lo hacemos durante un minuto y notaremos como nos sentimos mejor.

Rodilla al pecho

Nos volvemos a tumbar bocarriba, estiraremos una pierna y la otra la flexionaremos para llevarla hacia el pecho. La sujetaremos con ambas manos y acabaremos de empujar la pierna contra el pecho el máximo que podamos. Cuando estemos en esta postura, aguantaremos mínimo 20 segundos, después pondremos la pierna en posición inicial lentamente y después haremos lo mismo con la otra pierna.

Tobillo a la cadera

Ahora nos tumbaremos bocabajo, estiraremos las piernas y la apoyaremos por la punta de los pies, los brazos también deben estar apoyados al suelo, por los antebrazos. Ahora debemos mover la rodilla de la pierna derecha hacia el pecho, después, pondremos el talón (de la misma pierna) a la altura de la cadera izquierda. Así quedará como cruzada delante del pecho. Puede parecer una postura un poco incómoda pero es muy buena para relajar las piernas. Tras aguantar 20 segundos así, debemos hacer lo mismo con la pierna izquierda.

Movimientos con un rodillo

Este no es propiamente un estiramiento, pero es tan beneficioso para relajar las piernas que no hemos podido evitar incluirlo a la lista. Se trata de poner un rodillo (normalmente tienen un relieve para hacer más presión a las piernas) bajo las piernas y con las manos movernos hacia adelante y hacia atrás. La presión contra el rodillo relajará nuestros músculos. Otra ventaja de este material es que lo podéis usar de varias formas diferentes.

Aparte de realizar estos estiramientos para las piernas cansadas, también es importante realizar una serie de cambio en nuestra vida diaria para prevenir esta situación. Por ejemplo, tenemos que dejar de usar ropa apretada o ajustada. Si la ropa nos aprieta demasiado, no deja circular correctamente la sangre, tampoco se recomienda el uso de zapatos con mucho tacón. Una ducha con agua fría ayuda a aliviar esta sensación ya mejorar el flujo sanguíneo, puede que no nos apetezca, en especial en épocas de frío, pero es uno de los mejores remedios. La alimentación también influye en tener las piernas cansadas, lo ideal es llevar una dieta baja en sodio, para que no favorezca la retención de líquidos.

Otro cambio fundamental es llevar un estilo de vida activo, hacer ejercicio varias veces a la semana. El deporte, además de fortalecer las piernas, hace que mejore el flujo sanguíneo. En nuestro gimnasio online encontrarás los mejores ejercicios para el tren inferior y una rutina de estiramientos para completar la que te hemos dado hoy.

También os podéis descargar la APP de entrenamiento en casa de forma gratuita para hacer los estiramientos para aliviar las piernas cuando queráis. Por ejemplo en el trabajo, aconsejamos mucho que lo hagáis cada dos horas para que no se entumezcan las piernas.