Entrena los abdominales en 8 minutos: ¿quieres ponerte en forma?

octubre 7, 2016 Desactivado Por ictiva

Abdominales en 8 minutos: acepta el reto y ponte en forma desde casa

¿Tienes poco tiempo para entrenar al día? ¿Quieres tener unos abdominales de 10? En este artículo os traemos una rutina para entrenar los abdominales en 8 minutos, ya no tendrás excusa para lucir un abdomen definido y fortalecido.

Marcarse una rutina es fundamental para conseguir resultados a largo plazo, pero lo imprescindible es la predisposición que tengáis a realizar actividad física. Con una buena actitud, constancia y los conocimientos básicos conseguirás el cuerpo que deseas.

gimnasio-online

Para conseguir el cuerpo deseado no es necesario entrenar muchas horas al día, entrenando durante periodos cortos de tiempo a una gran intensidad es suficiente. Aconsejamos realizar esta rutina de abdominales en 8 minutos unas 3 veces a la semana y acompañarla de ejercicio aeróbico para ir eliminando la grasa localizada. Con esta rutina cuidarás otras partes del cuerpo que quizás desconozcas, y es que tener un abdomen fuerte evita futuras lesiones en la espalda.

Attractive female exercise at home.Fitness.Doing abs.

Rutina de abdominales en 8 minutos

2 minutos crunch abdominal: nos estiramos en el suelo en posición supina, es decir, mirando hacia arriba. Flexionamos las piernas y mantenemos los pies y la espalda apoyados en el suelo. Las manos deben estar bajo la nuca, permitiendo que los codos se abran y se relajen. Ahora, desde esta posición, realizamos una flexión con el tronco, elevando ligeramente la cabeza y los hombros del suelo. Debemos notar una fuerte presión abdominal, signo de que estamos realizando bien el ejercicio. Ahora relajamos y volvemos a la posición inicial.

inicia-tu-entrenamiento-ahora-png

2 minutos elevación de piernas: nos tumbamos en el suelo con una esterilla para proteger la espalda y colocamos las manos debajo de los glúteos con las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Una vez bien colocados en la posición inicial, levantamos las piernas del suelo lo más lento posible. Procurar no doblar las rodillas porque el ejercicio pierde efectividad. Mantenemos las piernas elevadas hasta que la planta de los pies estén dirigidas hacia el techo. Recordar que las piernas deben permanecer extendidas, sin flexionar las rodillas. Finalmente, bajamos las piernas lentamente hasta volver a la posición inicial.

– 2 minutos lumbares en el suelo: primero de todo tenemos que coger una esterilla o una especie de colchoneta para no dañarnos la espalda al realizar el ejercicio. Nos tumbamos boca abajo con los brazos completamente estirados hacia adelante y las palmas de las manos hacia arriba para mantener la espalda en una buena postura. Las piernas deben permanecer también estiradas. El movimiento lo realizaremos a partir de esta postura, levantando a la vez la pierna derecha y el brazo izquierdo. El siguiente movimiento será hacer exactamente lo mismo pero con la pierna izquierda y el brazo derecho.

– 2 minutos de oblicuos: nos tumbamos en el suelo mirando hacia arriba. Flexionamos las piernas y mantenemos la espalda y los pies apoyados en el suelo. La cabeza debe estar relajada. Ahora llevamos una rodilla hacia el pecho, al mismo tiempo que apoyamos la mano contraria en el muslo de la pierna elevada. Para notar la presión debemos pensar en contraer el ombligo para que toda la parte abdominal trabaje. La presión de la mano con el muslo debe mantenerse unos 3 o 4 segundos. Después, volvemos a la posición inicial y cambiamos de pierna.