Cómo calentar los hombros antes de hacer pesas

Cómo calentar los hombros antes de hacer pesas

diciembre 12, 2016 Desactivado Por ictiva

Hacer pesas en frío puede causar lesiones en los hombros

Calentar los hombros correctamente es una tarea recomendada previa al entrenamiento con pesas. El hombro está creado para tener una gran movilidad en prácticamente todas las direcciones, pero no precisa de ligamentos fuertes que estabilicen la zona. Con lo cual, las lesiones en el hombro suelen ser bastante frecuentes. ¡Así que toma nota y no te olvides de calentar!

En este artículo os enseñaremos cómo calentar los hombros antes de una sesión de fitness. Se trata de ir activando el organismo de manera suave y progresiva.

3 pasos para calentar los hombros

inicia-tu-entrenamiento-ahora-png

5 minutos de ejercicio cardiovascular: antes que nada realizaremos 5 minutos de cardio para empezar a poner a punto el cuerpo. Debes hacerlo de una manera suave, sin cansarte, sin sobrepasar las 120 pulsaciones.

– Realizamos movimientos con los hombros: una vez hemos activado el cuerpo, nos centramos en la zona que vamos a entrenar, en este caso los hombros. Empezamos a moverlos arriba y abajo, sin peso. Si tienes una barra, puedes hacer movimientos pasando la barra desde la cintura hasta la nuca. Estos movimientos deberían oscilar entre 3 y 5 minutos.

– Hacer un par de series de flexiones de brazos: los hombros forman parte del tronco superior y las flexiones de brazos es un ejercicio muy completo para trabajar esta zona. Es conveniente realizar un par de series sin muchas repeticiones para acabar de activar los hombros y de paso todo el tronco superior, que de algún modo u otro se verá implicado en los ejercicios.

– Para acabar, realiza dos series con poco peso del primer ejercicio de tu rutina: es decir, si vas a empezar con press militar, antes de cargar mucho peso, realiza dos series con la mitad del peso que sueles levantar.

¡Ahora sí! Ya estás preparado para un buen entrenamiento de hombros y difícilmente tendrás molestias durante el entrenamiento. Eso sí, recuerda que es una zona delicada y cualquier movimiento brusco con altas cargas puede ser perjudicial.