Descubre las clases de body pump y cómo se practican en el gimnasio

Descubre las clases de body pump y cómo se practican en el gimnasio

febrero 8, 2019 Desactivado Por ictiva

El body pump es una modalidad deportiva que hace trabaja los músculos al ritmo de la música. Normalmente son clases de una hora, aunque también hay de 45 minutos o sesiones cortas de media hora. Se suelen escuchar un total de 10 canciones (si la clase dura menos escucharemos menos canciones) y trabajaremos un grupo muscular diferente con cada una de ellas.

La primera canción sirve para calentar y la última para hacer el enfriamiento y los estiramientos finales.

Con cada coreografía usaremos peso libre, barras o discos para hacer los movimientos, de esta forma haremos trabajar más intensamente los músculos.

Es decir, el body pump es una disciplina que combina actividades del aeróbic con trabajo muscular a través de ejercicios con los que se levantan peso. De esta manera, los usuarios que asisten a estas clases, se ponen en forma, ganan fuerza y resistencia casi sin darse cuenta mientras siguen los movimientos de una coreografía.

Se recomienda hacer la misma coreografía durante tres meses seguidos, que es el tiempo que necesita el cuerpo para aprendérsela y adaptarse a ella. Una vez hayan pasado estos tres meses y nos hayamos adaptado a la coreografía, la cambiaremos por otra para que podamos seguir evolucionando y no nos estanquemos.

De esta forma conseguiremos mejores resultados. Porque nuestros músculos necesitan que les introduzcamos nuevos estímulos cada cierto tiempo, cuando se hayan aprendido los movimientos de un ejercicio.

Si no lo hacemos, nuestro cuerpo dejará de ganar masa muscular y fuerza, solo se tonificará.

Gracias a que vamos a repetir la misma coreografía durante 3 meses, los principiantes o aquellas personas que no hayan hecho nunca body pump, tendrán tiempo suficiente para adaptarse a la coreografía a su ritmo, porque, además, suelen ser movimientos sencillos de hacer.

El objetivo del body pump es mejorar la fuerza y la resistencia haciendo muchas repeticiones con poco peso.

Por esto, hay que recordar que, como vamos a realizar una coreografía el tiempo que dura una canción (durante 3 o 4 minutos) para trabajar un único grupo muscular (por ejemplo, los bíceps) tenemos que levantar poco peso, para que podamos aguantar toda la canción haciendo los movimientos que nos indique el profesor.

Si levantamos demasiado peso, corremos el riesgo de no aguantar, de cansarnos más rápido o de lesionarnos por ejecutar mal algún movimiento. Es mejor levantar poco peso, pero mover correctamente las pesas que levantar mucho peso y mal.

Además, tras esa coreografía haremos otra y después otra, hasta llegar a 10 y hay pocos descansos a lo largo de la clase así que si levantamos poco peso podremos recuperarnos más rápido y aguantaremos toda la clase.

Para hacer estas clases vamos a necesitar una barra, unas pesas, peso muerto y discos, pero como se suele hacer en gimnasios, allí encontraremos todo el material, por lo que no tendremos que comprar nada.

 

body-pump

 

Toma nota de los beneficios que tiene practicar esta disciplina

El body pump tiene muchos beneficios, por eso se recomienda tanto y engancha tanto a la gente, porque unas semanas se consiguen resultados visibles, un cuerpo más estilizado y fuerte.

A continuación, descubrirás los principales beneficios:

  • Ganarás fuerza y masa muscular
  • Quemarás la grasa corporal
  • Moldearás tu cuerpo
  • Fortalecerás tu cuerpo y lo prepararás para cuando practiques otras disciplinas
  • Reforzarás tu musculatura
  • Tendrás más resistencia física
  • Corregirás tu postura
  • Prevendrás dolores de la espalda
  • Ayuda a fortalecer las articulaciones
  • Aumentarás (ligeramente) la densidad de tus huesos, por eso se recomienda a las personas que tengan osteoporosis.

 

Si haces una clase de body pump es al ritmo que marca el profesor, podrás quemar hasta 560 calorías, es otra de las razones por las cuales la gente que quiere adelgazar de forma rápida se apunta a estas sesiones. Porque se pueden quemar muchas calorías en una sola clase.

 

Consejos para iniciarse en el body pump

Eso sí, antes de empezar con las clases, si nunca has hecho, debes tener en cuenta una serie de consejos:

Empieza utilizando poco peso, incluso puedes usar la barra sin ningún disco, da tu cuerpo el tiempo necesario para que pueda adaptarse poco a poco a los nuevos ejercicios.  Con el paso de las sesiones podrás ir añadiendo peso progresivamente.

Si quieres el primer día haz solo un par o tres de canciones, seguir el ritmo de las clases en el gimnasio no siempre es fácil, y más si nunca hemos practicado esta disciplina o si hace mucho tiempo que no lo hacemos. No pasa nada si no haces toda la sesión, el próximo día aguantarás mal.

Otra forma de ayudar a tu cuerpo a adaptarse es haciendo dos o tres sesiones a la semana, a medida que vayamos ganado experiencia, podremos hacer más.

No conviertas las clases en una competición con el del lado para ver quién levanta más peso. Cada persona tiene una condición física y tiene objetivos diferentes. Levanta el peso que creas adecuado para aguantar cada canción. Si tienes que competir con alguien, que sea contigo mismo, céntrate en aumentar poco a poco el peso que levantas. No te olvides de disfrutar de la clase y de la música, debes pasarlo bien mientras te pones en forma. Suelen ser clases muy amenas y divertidas. Aprovecha para desconectar, no pensar en nada y desestresarse de tu ritmo de vida por unos instantes.

esta disciplina es una buena forma para completar tus sesiones de tu gimnasio en casa.

Ahora que el body pump no tiene secreto para ti y que conoces todos los beneficios que aporta la práctica regular de esta disciplina, ¿qué esperas para empezar a practicarla?